El suicidio de Robin Williams y la bipolaridad del cómico de stand up.

El suicidio de Robin Williams y la bipolaridad del cómico de stand up.

Robin Williams murió el 12 de Agosto de 2014,y a falta de confirmación, todo apunta a que ha sido un caso de suicidio. Casos como el suyo sorprenden al público, incapaz de entender como alguien que lo tenía todo (fama, dinero, familia) ha decidido abandonar el mundo por su propia mano. Pero antes de hablar de ello quiero recordar una faceta por la que es menos conocido en España: la de cómico de stand up. Robin Williams, profesional de la risa Y es que en nuestro país muchos no saben que actores como Robin Williams, Eddie Murphy o Steve Martin eran originalmente lo que aquí se conoce como monologuistas. Pero para muchos de estos artistas el stand up supone su entrada en star-system de EEUU. Y es que como dijo el gran Mitch Hedberg, en Hollywood cuando demuestras que sabes hacer stand up todos quieren que hagas otra cosa (“Así que eres gracioso ¿Sabes actuar?¿Sabes escribir?¿Sabes cantar?¿Tienes ideas para películas, para series?”) Robin Williams era conocido especialmente por los temas que trataba, su “timing” y su “delivery” (la forma y la velocidad con la que contaba los chistes). Hablaba sobre drogas, sobre alcohol (eran los 70) y sobre temas políticos. Contaba los chistes a gran velocidad, girando y dando vueltas sobre el mismo concepto, pasando por temas polémicos a tal velocidad que al público casi no le daba tiempo a escandalizarse. Williams tuvo mucho éxito como comediante, rompiendo diversos récords de asistencia y venta de tickets a mediados de los años 80. El suicidio del cómico Pero la figura del stand up comedian está marcada también por la tragedia. Se cuentan...