Tener un hijo enfermo es un golpe muy duro para los padres, que le miran y piensan lo mucho que desearían poder cambiarse con él y ahorrarle el sufrimiento. En mi caso personal fue al contrario, ya que era mi padre quien padecía el trastorno bipolar. Es especialmente frustrante cuando el  ser querido padece una enfermedad mental  ya que uno no sabe qué puede hacer para ayudar. Cuando se da el caso de tener un hijo bipolar es todavía más complicado. A veces simplemente el hablar del trastorno se convierte en un problema.

creo que mi hija es bipolar

Hablar con los hijos no es fácil, especialmente cuando hay que discutir el tratamiento de la bipolaridad. Los padres y las madres tienen relaciones muy diferentes con los hijos: La madre suele ser la que más habla de la bipolaridad, se encarga de que tome la medicación y expresa en alto sus sentimientos y preocupaciones. También es la que suele encargarse de la busqueda y recopilación de información, así como la que sufre de una forma más intensa los síntomas de depresión y manía del hijo.

Los padres se preocupan igual que las madres, pero la interacción con el hijo suele ser muy diferente. En general los padres no hablan abiertamente de la enfermedad bipolar, buscan mayor contacto físico y son más proclives a dejar espacio para que el hijo bipolar pueda encontrarse más cómodo y mejorar. Ambas son naturales y correctas, pero hay que procurar que ambas actitudes sirvan para comunicarse mejor con los hijos.

hijo bipolar trastorno bipolaridad

Las 4 principales formas de hablar sobre la bipolaridad con tu hija o hijo son:

1. Trata de entender como desea ser tratado su hijo. Hay bipolares que no desean hablar del tema pero si quieren ser ayudados. Busque siempre la manera de poder conversar sobre la enfermedad bipolar con su hijo de una forma cómoda.

2. Sé valiente y llama a las cosas por su nombre. No tengas miedo de usar palabras como desorden bipolar, depresión, manía, hospitales o tratamiento. Si tu hijo no quiere decirlas, respétalo, pero hazle entender que tu has de usarlas para poder comunicarte eficazmente con él.

3. Intenta elegir los temas en función del momento. No hables de asuntos como el colegio o su futuro cuando esté en depresión, ya que solo servirá para preocuparle más. Aprende que tipo de temas le ayudan a tranquilizarse o le animan y úsalos según tu criterio.

4. Si tienes alguna actividad en común aprovéchala para hablar de su enfermedad. Tener las manos ocupadas con una tarea mecánica mientras se habla ayuda a reducir el estrés de las conversaciones complicadas.

bipolar adolescente

Hay muchas cosas que pueden hacer los padres para ayudar o aliviar la carga de la enfermedad bipolar. Si crees que tu hijo es bipolar mira a ver si cumple las características descritas en el test bipolar. Recuerda que es una guía orientativa y que la mejor manera de determinar si se padece bipolaridad es a través de un médico, psicólogo o asociación bipolar.

Información extraída de la web HEALTHCARE. 253682_505147669521778_1272912893_n

¿Qué te han parecido los consejos? ¿Quieres saber algo más?

Deja un comentario y comparte tus dudas y experiencias.

Haz click para hacerte con un ejemplar del cómic.