El trastorno bipolar, conocido simplemente como bipolaridad o enfermedad maniaca-depresiva es un trastorno en el cual hay oscilaciones severas del estado de animo: el estado de depresión se alterna con ciclos de mucha energia y regocijo,  conocido como la manía.

bipolar enfermedad trastorno

Síntomas de un episodio de manía relacionado con la bipolaridad.

Los síntomas de un episodio maníaco puede incluir:

-Una mayor actividad social, sexual o laboral.

-Una mayor locuacidad.

-Pensamientos rápidos o de carreras.

-Delirios de grandeza.

-Sensación de no necesitar reposo.

-Dificultades de concentración y frecuentes distracciones.

-Participación en actividades autodestructivas o irresponsables, comportamiento temerario y toma de malas decisiones.

Síntomas de una depresión bipolar.

-Perdida del apetito.

-Dificultades para dormir e insomnio prolongado debido a la agitación.

-Desaceleración general y perdida de interés en las actividades usuales.

-Fatiga y falta de energia.

-Sentimiento de inutilidad, autoreproches, culpabilidad excesiva.

-Incapacidad para pensar y para concentrarse.

-Pensamientos recuerrentes en la muerte y/o el suicido.

En el trastorno bipolar, los estados de animo maníacos y depresivos se alternan con estados de ánimo normales que varían de una persona a otra, pero que generalmente se hacen uniformes con el correr del tiempo.

Orígen de la enfermedad bipolar.

La causa exacta del trastorno bipolar es desconocida; sabemos que la predisposición para desarrollarlo a menudo es hereditaria. Pero la mayoría de las personas que tienen antecedentes familiares de la enfermedad no la desarrollan nunca, por lo que se sospecha que hay más causas. Puede ser que tengan que existir ciertas experiencias en la vida o debe concurrir también cierto estrés para que la enfermedad se desarrolle. También está bien documentado que existen cambios o desajustes químicos en el cerebro durante los episodios de la depresión y la manía.

Como afecta la bipolaridad a una persona.

Para la mayoría de las personas, la bipolaridad o enfermedad maníaca depresiva es una enfermedad crónica, como el asma o la artrítis; aun cuando no puede ser curada, puede muy bien ser controlada en la mayoría de las personas. SIN tratamiento las oscilaciones de la estado de animo se vuelven más severas con el correr del tiempo y se van agravando. CON tratamiento, los episodios se van alejando, son mas cortos y menos intensos y en algunas personas las oscilaciones del estado de animo desaparecen por completo. Entre episodios las personas funcionan tan bien como antes de que se enfermaran.

El tratamiento de la bipolaridad.

El tratamiento del sindrome bipolar con mayor frecuencia consiste de una combinación de medicamentos, psicoterapia y adiestramiento de aptitudes. Los medicamentos empleados para tratar el trastorno bipolar incluyen litio, antipsicóticos, antidepresivos, anticonvulsivos (como tegretol u otros) y algunos medicamentos alternativos.

Como ha de actuar una persona bipolar.

Para lograr una recuperación lo más completa posible, el enfermo bipolar ha de hacer lo siguiente:

-Mantener un calendario uniforme.

-Tomar los medicamentos exactamente como le han sido prescritos.

-Gradualmente reanudar las responsabilidades después de un episodio de manía o depresión.

-Fijarse metas realistas.

-Pedir ayuda cuando la necesite.

-Reunirse regularmente con un psicoterapeuta.

-Dormir adecuadamente y dentro de una rutina.

-Mantener una dieta equilibrada.

-Hacer ejercicio regularmente.

-El uso de alcohol es un asunto individual que debe tratarse a fondo con su terapeuta. Si usted decide beber alcohol, limítese a una o dos bebidas en un periodo de 24 horas.

-Evitar todo tipo de drogas ilegales.

-Trabajar en formar y mantener amistades y una red de apoyo.

-Participar en cursos de manejo del estres.

-Aplicarse en las terapias individuales y grupales.

-Aceptar que pueden haber contratiempos.

Confrontación de la recaída.

Durante un episodio de estabilidad, la persona bipolar, la gente de su entorno y el terapeuta deben hacer un plan sobre que pasos deben tomarse si aparecen signos de recaída. El plan debe incluir que síntomas del bipolar serán advertencias importantes de que se avecina un episodio de manía o depresión. De esa manera se puede actuar con tiempo para prevenir una recaída. Es conveniente establecer un protocolo cuando se den esos síntomas, para que se puede avisar al terapeuta, al proveedor de atención en la salud y a los familiares y amigos, de manera que todos puedan contribuir a disminuir todo aquello que potencia los síntomas de la bipolaridad. Esta acción ha de planearse en los periodos de estabilidad, de manera que pueda ejecutarse automáticamente si se dan signos de recaída.