Desde siempre las enfermedades mentales han sido un tema tabú. Ya sea por miedo o simple ignorancia, las personas que sufren estas afecciones también tienen que lidiar con el rechazo de la sociedad. Hoy día aún se sigue hablando del “loco” que automáticamente se vuelve sospechoso de poder cometer en cualquier momento un crimen violento. Por suerte hoy en día cada vez se habla de enfermedades como el trastorno bipolar de una forma más abierta y realista. Gracias a la información en medios de comunicación, libros e internet, las personas están cada vez más concienciadas de esta enfermedad. Por eso a veces se encuentran casos y testimonios de personas bipolares que pueden ayudar a otros, como es el caso de Amanda de 17 años procedente de Jacksonville, Florida y que dejó su testimonio en la web HEALTHCARE que paso a relatar.

¿DE QUE FORMA PUEDO DECIRLE A MIS AMIGOS QUE SOY BIPOLAR?

“Yo se lo dije a mis amigos cuando estaba en el colegio y lo hice de forma natural. Muchos de ellos ya conocían la enfermedad por lo que habían estudiado en clase o lo que habían leído en revistas e internet. Por un lado se sorprendieron de que lo dijera de forma tan abierta pero mis amigos más cercanos lo aceptaron con bastante facilidad.

apoyo-1

Por eso recomendaría que no se avergüencen de decirlo. A mucha gente le da igual completamente, al fin y al cabo ellos ya tienen que lidiar con sus propios problemas. Si se ponen raros es probablemente por una cuestión de ignorancia, y si reaccionan de forma negativa lo más probable es que no fueran amigos verdaderos. Por eso recomiendo siempre elegir bien a quien se cuenta aunque sin darle excesiva importancia. ¿Cómo lo dije? Pues fue algo como: “Ey chicos. Quizás alguna vez os hayais preguntado porque a veces cambio de humor repentinamente. Hace algún tiempo fui al hospital para ver de que se trataba. Desde entonces tengo que tomar medicación y es un rollo, pero sigo haciéndolo. Lo importante es estar bien. ¿Queréis saber alguna cosa más sobre la bipolaridad? ¡Y ya está!

AMIGOS BIPOLARIDAD

Es posible que a algunos les cueste aceptarlo y otros lleguen incluso a darte la espalda. Pero tus amigos verdaderos estarán siempre ahí, y cuanta más información tengan sobre el trastorno antes se darán cuenta que un bipolar puede hacer una vida perfectamente normal. Y además te agradecerán que hayas sido honesta y directa.” La información es la mejor arma para luchar contra el estigma. Ayuda a tus amigos a entender el trastorno ya sea con artículos de internet, película o incluso cómics sobre el tema. logo

¿Tú qué opinas?¿Has tenido que contarle alguna vez a alguien que padeces una enfermedad mental? ¿Qué consejo darías a alguien en esa situación?

Deja un comentario para participar y comparte si crees que el artículo puede ayudar a alguien.